“La presión impositiva le pega muy fuerte al sector arrocero”

“La presión impositiva le pega muy fuerte al sector arrocero” 23 / 11 / 2018

Medio: Campo en Acción

Hugo Muller -Presidente de la Fundación Proarroz- dialogó con Campo en Acción acerca de la actualidad del sector y las últimas medidas anunciadas por el gobierno provincial. 

La siembra de arroz prácticamente ya está terminada, después de varios años que tuvimos demoras, este año el clima seco de la primavera permitió avanzar por lo que prácticamente está terminada la siembra. Si bien no hay datos certeros, la superficie caerá entre un 3 o 5%. 

La mayor superficie se asienta en el departamento Villaguay y San Salvador, allí están los productores medianos y chicos que siembran con agua de pozo. Los departamentos del norte de la provincia lo hacen por represa, luego La Paz riega por los ríos Guayquiraró y Paraná y el resto como Concordia, Colón perdieron mucha importancia. 

En la actualidad, en la provincia según el último censo arrocero de 2016 el total es de 176 productores, la campaña pasada hubo una disminución por lo que debemos estar por debajo de los 150 productores. 

Cabe recordar que en el año '98 había alrededor de 700 productores, en 2010 había 325 y de ahí fue bajando debido básicamente a que en los últimos diez años el arroz tuvo dos años donde el productor ganó plata, un año en el que empató y siete años donde perdió, sobretodo en el año 2012/2015 donde los márgenes negativos llegaron al 20%. 

Los que pudieron seguir en la actividad fueron los más autónomos, con mayor nivel de tecnología e instalaciones propias. 

Por otra parte están las industrias que tuvieron que tomar la determinación de plantar más para asegurarse la materia prima, o sea hubo una concentración de los productores más grandes. Eso se vio en el censo 2016, el área está ocupada por medianos y grandes productores. 

En la Fiesta Nacional Del Arroz se anunció que la provincia va a financiar un porcentaje de la tarifa eléctrica para el sector. ¿Cómo lo recibe el sector y como se implementa? 

Desde junio de 2017 empezamos las gestiones con Enersa y el gobierno provincial y en verano pasado se logró una rebaja. El problema que tiene el sector arrocero es que es un usuario temporal, solo lo utiliza en los meses de riego. En el resto no lo utiliza y sin embargo se sigue pagando el mantenimiento de los pozos sin utilizar el servicio eléctrico, por eso es inviable pagar esos altos costos. 

Se siguieron las negociaciones y se logró que el gobierno baje el 25% el costo fijo en los meses que no se riega. Eso no alcanzó porque hubo un abandono en los usos de pozos, se dejó de plantar. Por esta situación Bordet anunció una rebaja del 50% en los meses que no se riega. Es una ayuda importante para preservar un poco el sistema. 

El arroz es una cadena de trabajo que genera alrededor de 7mil puestos de trabajo de manera directa o indirecta en Entre Ríos. 

Proyecto Fondo provincial de Arroz 

La ley 9.228 del año 1999 que fue la ley que le dio fondos a la investigación, los productores tributan el 2x1000 cada vez que producen venta de arroz cáscara al sector industrial y la industria cuando vende al mercado interno o externo tributa el 1x1000. Esos fondos generaron lo que es el actual modelo de investigación. 

En la ley estaba previsto que un 20% de esos fondos la Fundación se lo otorgara a la Secretaria de Producción para que a su vez el gobierno provincial haga tareas de promoción, mercado, estudios, misiones comerciales del arroz. 

“La realidad es que ese dinero la Secretaria de la Producción no lo gastó en inversiones de mercados, estudios, promoción del arroz. Para dar una idea a valores de hoy hablamos de 20 millones de pesos”. 

“En este sentido, el senado pretende que ese dinero en vez de ir a la Secretaria de Producción se destine a un fondo transparente con el fin de que tenga un retorno al sector productivo”. 


¿Cómo ve el futuro de la cadena arrocera? 

Nosotros consideramos que la presión impositiva le pega muy fuerte al sector arrocero, por ejemplo, por hectárea plantada el arroz usa cinco veces más combustible que el resto de las actividades por el riego, es decir, por hectárea plantada los diferentes estados municipales, provinciales y nacionales reciben 5 veces más impuestos que el resto de los cultivos. 

Hace años venimos peleando porque gran parte de los impuestos de combustible va al Fondo de Autopistas, en el caso del riego son motores fijos que no se usan para transitar. Hay una ley de Riego que está durmiendo en la Cámara de Diputados que promovía un retorno de ese impuesto al sector arrocero. 

Otro error del gobierno, es que todo lo que son exportaciones industriales del país pagan $3 por cada dólar exportado y los productos sin transformación como el grano de soja o un arroz cáscara tributa $4 por dólar de valor FOP. El arroz no fue incluido como producto industrial, por lo tanto un arroz elaborado está tributando como si fuera un producto primario
.